1 oct. 2015

Reseña: Nuestro lugar en el mundo de Julia Ortega

Lo primero es dar las gracias a la autora Julia Ortega, compañera en la Selección RNR, por haber pensado en mí para hacer la reseña de su novela. Agradezco cuando las propias compañeras me pedía una reseña. En un placer y un honor hacerlo. Gracias Julia. 

Título: Nuestro lugar en el mundo
Autora: Julia Ortega
Editorial: Ediciones B. Selección RNR
Año: 2015
Extensión: 402 (apróx.)
Romántica Actual
Sinopsis:
ras diez años de idílica relación, llega la temida separación de Gillian y Alexandra. A esta se le presenta la oportunidad de trabajar durante un año como abogada en Manhattan. Asimismo, Gill ha conseguido colocarse como profesora de literatura en un colegio de Notting Hill. En Nueva York, Alex conocerá a una pareja de productores musicales y a la nueva diva del pop, una rubia sensual y explosiva con quien iniciará una intensa y apasionada relación. Al otro lado del Atlántico, Samuel, a punto de casarse con su novia de siempre, caerá bajo el fulminante hechizo de Gill, lo cual dará al traste con todos sus planes de boda...
Una comedia de enredos donde el Amor y el Humor son los protagonistas 

Prólogo de Nieves Hidalgo

Reseña:
Dice un bolero que la distancia es el olvido. Y podría aplicar esta letra a la historia de Gilliam y Alex. Su vida es perfecta, o al menos es lo que ella creen. Pero, ¿qué sucede cuando Alex se marcha por cuestiones laborales a Nueva York? Es el momento en el que los miedos, las inquietudes, las dudas y demás fantasmas aparecen. Gilliam parece en un momento la que más va a sentirlo y hay momentos en los que se emparanoia pensando que nada será igual después de esta separación.
Vivir separadas plantea diversas situaciones a las que antes ningun de las dos se ha enfrentado. ¿Podrá su amor resistir la distancia y el paso del tiempo? Aunque ambas parecen seguras de que no sucederá lo cierto es que ambas van a experimentar por separado diversas situaciones que hasta ese momento nunca antes se plantearon. Ha habido un momento en la lectura de la novela en el que he llegado a cuestionar la relación entrre Alex y Gilliam. Porque me llama la atención la rapidez con la que cambian sus vidas y sus gustos. Y sinceramente cuando quieres a alguien como ellas aseguran, no te lías con el primero/a que te cruzas en la calle, por poner un ejemplo.
Ambas necesitan separarse para echarse de menos y darse cuanta si su amor es real. Pero sucede que la distancia y el tiempo paracen ir difuminando los sentimientos de ambas. A veces el trabajo, la pereza, el descuido son las disculpas más oportunas para justificar el hecho de que tanto Gilliam como Alex no se llamen. Es curioso que tarden casi siete meses en hablar. Me chocaba según iba leyendo, pero viendo como cada una sigue son sus vidas como si no pasara nada, pues llegué a la conclusión que lo único que la unía era un deseo sexual. 
Gilliam conoce a Sam y se da cuenta que se lo pasa bien con los hombres. Tal vez se debe a que ha pasado todo el tiempo en compañía de Alex. Y lo mismo podemos decir ésta. Su vida en Nueva York la cambia, o más bien sus amistades. Pero también queda claro que al igual que Gilliam, en cuanto se ha separado han descubierto que hay mas mundo y personas que ellas dos. 
Son jóvenes, guapas y están lejos una de la otra, esto es cualquier cosa puede suceder. Y así es. Es curiosa y lógica hasta cierto punto la reacción de ambas cuando se enteran que la otra ha rehecho su vida. Comienzan los reproches mutuos. Y ambas ponen la misma disculpa: la vida cambia a las personas. Este concepto se repite en varias ocasiones a lo largo de la novela. Es cierto, la vida pone a cada uno en su sitio y tal vez el de Alex y Gilliam no sea el mismo. Sino en sitios distintos. Aquí aplicaría yo el título: El lugar de cada una de ella en el mundo es diferente frente a lo que ellas creían en un principio.
Por fortuna al final las aguas vuelven a su cauce una vez que ambas han aceptado la vida de la otra.  

Hay varios temas que merecen la pena nombrar como la aparición del padre de Alex y al que ésta no quiere ni ver. Al que llama <<el amigo de su madre>> No voy a revelaros el motivo de su aparción por supuesto. Tendréis que leer la novela. 

Cuando Alex llega a Nueva York para empezar con su nuevo trabajo, llama la atención que su propio jefe conozca toda la vida de Alex. Incluídos sus gustos sexuales, sus parejas y demás gracias a Internet. 

Dos vidas paralelas que se desarrollan de manera distinta. Mientras Gilliam sigue en Londres y organiza su vida junto a Sam de una manera más comedida. Alex llega a Nueva York y su vida se transforma en una especie de caos y desenfreno que a punto está de costarle un serio disgusto. 

Una historia en la que los distintos personajes se van dando cuenta de cuales son sus verdaderos sentimientos. Alex y Gilliam creen que con ellas dos les basta. Que la burbuja en la que viven no va a explotar nunca. O bien que fuera de ésta no hay más vida. Pero están equivocadas y cuando salen al mundo real se dan cuenta de sus verdaderas emociones. 

La novela está muy bien escrita e hilvanadas las historias. Hay abundancia de diálogos que agilizan la lectura y que enganchan al lector haciéndole desear avanzar más. Al siguiente capítulo. Una historia real que viene a cuestionarnos los verdaderos sentimientos. En el caso de Alex y Gilliam, tienen que separarse para darse cuenta que sus vidas deben discurrir por caminos distintos aunque ellas crean lo contrario.

No quiero acabar esta reseña sin mencionar a mi admirada Nieves Hidalgo, autora del prólogo.  Y que me va a permtir que utilice sus propias palabras para definir esta novela: 

<<Una historia tierna y valiente, decidida e incluso poco convencional>>

No hay comentarios:

Publicar un comentario