23 ene. 2018

Reseña: Besos a un tirano de Francine J.C.

Comenzamos el año de reseña con la historia de mi compañera de Selección RNR, Francine J.C. y su novela Besos a un tirano.


Titulo: Besos a un tirano
Autora: Francine J.C.
Editorial: Ediciones B. Selección RNR
Género: Actual
Sinopsis:

¿Un hombre que no besa jamás en los labios es capaz de amar?

Sara Estévez es una joven estudiante de vida monótona y bastante aburrida, que conoce por casualidad a Jess, una alocada chica. Ella se convierte en la amiga que siempre había soñado tener. Su nueva, rica y caprichosa compañera, pronto vuelve su mundo del revés con su enrevesada vida y su carismático y mandón hermano Henry Cromwell, del que se enamora perdidamente nada más conocerlo. Ella da por sentado que jamás podrá estar con alguien como él. Sin embargo, Henry queda prendado de ella desde el instante en que le insulta en plena calle, nada más conocerlo. Desconcertado ante los nuevos sentimientos que le embargan, luchará contra ellos y trastornará la vida de Sara.
Reseña:
 
La historia que la autora nos presenta se acerca es la historia de algo más que chica humilde conoce a rico empresario. Es la historia de las apariencias. De las impresiones que pretendemos dar a los que nos rodean, pero también de cómo nosotros mismos juzgamos a las personas por sus apariencias.
La imagen que Sara tiene de Jess nada más conocerla no tiene nada que ver con sus ideas preconcebidas y llega un punto en el que ambas se hacen amigas inseparables. Descubre que la vida que lleva, llena de lujos no es tan bonita como parece. Nada más conocer a su hermano, se dará cuenta de que así es.
Sara se ve arrastrada a una vida que no tiene nada que ver con ella. Lujos, dinero, oportunidades pero que al mismo tiempo tiene su inconvenientes. Conocer a Henry Cronwell supondrá acatar sus órdenes, peticiones. Pero a la vez conoce a hombre arrogante, disciplinado, y tirano con las personas que lo rodean. Pero, ¿a qué viene demostrar ser alguien que no eres? ¿Miedo? ¿Falta de confianza en los demás? ¿Un exceso de protección por parte de él con el resto?
Esa obsesión por controlarlo todo en todo momento por miedo a perderlo, a que pueda suceder algo malo, convierte a Henry Crawford en un ser tiránico y hasta despreciable a media que avanza la historia.
Cuando ambos se conocen Sara comprende que será complicado olvidarlo y no solo esto, sino a medida que su amistad con Jess se consolida, sus deseos por conocer más a Henry también. Es Jess quien trata de advertirle del riesgo que corre si llega a enamorarse de su hermano porque sabe cómo reaccionará. Le preocupa Sara por su ingenuidad y su nobleza frente a alguien como su hermano. Por eso, trata de protegerla en todo momento. Pero lo que Jess no espera es que su hermano se comporte con Sara de una manera nunca antes vista . Hace todo lo contrario a lo que ha hecho con otros ligues, y eso le da que pensar.
Esta relación entre Sara y Henry puede poner en peligro la que mantienen las dos chicas porque si no cuaja, ambas se verán afectadas.
Henry es fachada. Tiene miedo a mostrarse a cómo es en realidad y teme que al hacerlo los demás se aprovechen. Teme ser humillado y se muestra como un déspota con todos los que le rodean, incluida Sara. Su obsesión controlarlo todo y a todos, pero lo que no puede controlar son sus propios sentimientos por Sara. Intenta luchar contra estos de todas las maneras posibles, sabiendo que no lo va a conseguir. En definitiva, Henry se comporta como un tirano porque tiene miedo. Se siente débil si se muestra como es. Ha tenido que endurecerse desde que su padre lo puso al frente de la compañía, y no sabe medir sus actos. Ni las consecuencias que tienen.
La decepción es otro asunto que no entra en sus planes. No soporta que lo decepcionen y prefiere sacrificar a esa persona antes de dar su brazo a torcer.
 
El otro tema que surge en la historia es el peligro que corre Sara debido al cargo que ostenta Henry. Al parecer hay alguien que quiere hacerle la vida imposible. Publicando fotografías, comentarios de él en compañía de otras mujeres o de la propia Sara. El misterioso personaje pretende arruinar la vida de Henry. La autora crea una atmósfera de suspense e intriga que mantiene al lector atento en busca de quién puede tratarse.
 
La relación entre ambos protagonistas está plagada de tiras y aflojas. De encuentros y desencuentros. Hay momentos en los que el lector se pregunta si en verdad a Sara le compensa estar con alguien así.
 
A pesar de que la historia gira en torno al comportamiento de Henry y como este rige las vidas de los demás personajes, no quiero dejar pasar la oportunidad de hablar de Jess y Miguel. Unos secundarios de lujo porque su particular historia, aparte de verse afectada por Henry, encaja perfectamente en la trama principal.
 
Pese a que el personaje principal Henry Cromwell no es de mi agrado en numerosas partes de la novela, debo significar que la autora lo borda a la hora de retratar el comportamiento de alguien como él. Y aunque pueda parecer que todo lo que hace es malo, también tiene su lado bueno que sale en otros momentos (menos, pero sale) Basta con llegar casi al final de la historia para darnos cuenta de cómo ha ayudado a todos, a pesar de que uno tenga la impresión de que lo hace para controlarlos.
 
Una historia interesante en el que el amor y la honestidad de Sara logra romper la fachada que Henry ha erigido delante de él.
 
Enhorabuena a la autora y muchos éxitos. 

1 comentario:

  1. ¡Estoy encantada! Me parece extraordinaria la forma que has tendido de resumirlo. Aunque se narra en primera persona por la protagonista, Sara Estévez, la historia gira en torno a él, Henry Cromwell. Has captado a la perfección lo que yo deseaba trasmitir, que va mucho más allá del amor y los conflictos que pueden surgir entre una pareja de distinta clase social. Gracias de corazón por tu reseña, compañero. Un abrazo.

    ResponderEliminar