8 sept. 2017

Reseña: La paz de tus ojos de Julia Ortega

Os dejo la reseña de la última novela que he leído. En esta ocasión de mi querida y admirada compañera Julia Ortega. Una de las escritoras cuya prosa es inigualable. Una vez más vuelves a engancharme con tu historia. Grande, Julia.
 
 
Título: La paz de tus ojos
Autora: Julia Ortega
Año: 2017
Editorial: Amazon
Sinopsis:
Cuando Mónica se reencuentra un día cualquiera con su Amor de juventud, el peor secreto de su pasado amenaza con salir a la luz. Al mismo tiempo descubre que, lejos de haberlo olvidado, ese hombre ha estado siempre presente en su cabeza y en su corazón. Y ahora ha llegado el momento de reconquistarlo.
La relación que Nuria mantiene con Rubén va de mal en peor; lo que los unió al principio ya no les completa, y la llama del primer día apenas son cenizas de un fuego que desfallece hasta extinguirse. Cuando su amiga le propone un plan para una noche de verano, Nuria no puede imaginar que su vida va a dar un giro de ciento ochenta grados y nada volverá a ser igual cuando unos ojos verdes sean a la vez su perdición y su redención.
Después de mucho tiempo y una sucesión de trabajos de quita y pon, la vocación artística de Adrian empieza a dar frutos, y su nombre y su cara cada vez llegan a más gente. Pero para él ya sólo existe la mujer que conoció la noche de su debut en el Teatro Real.
Estos personajes van a encontrarse en las calles de Madrid para tejer un tapiz donde el Amor se escribe con mayúsculas. Y el Perdón también.
 
Reseña:
 
La historia que nos presenta la autora, se sostiene en un triángulo amoroso. Por un lado Mónica, cuyo amor de juventud no parece olvidado y con el que comparte un secreto, que finalmente acaba saliendo a la luz. Al mismo tiempo, Mónica mantiene una buena relación de amistad con Nuria. Sin embargo dicha amistad se verá trastocada cuando conozca a Adrián, el amor de juventud de Mónica. En este momento es cuando comienza una historia de envidias, mentiras o desilusiones. Mónica es una mujer que nunca se ha preocupado por su pasado. Guarda un secreto de juventud del que no quiere saber nada. Pero que le viene al pelo cuando lo necesita. Y ese momento es cuando Adrián la rechaza, para iniciar una relación con Nuria. Se forma entonces un triángulo, que mencionaba antes, en el que los engaños, las envidias y los rifirrafes están al día. Pero en entonces cuando la autora nos introduce nuevos personajes que en principio nos descolocan. Así, aparecen dos adolescentes Zara y Candela. Estas dos muchachas tendrán un papel relevante en el posterior desarrollo de la trama, y en especial para los planes de Mónica.
Mónica no soporta que Adrián y Nuria estén juntos. Es capaz de vender su alma al diablo para separarlos, sin importarle las consecuencias de sus actos. ¿Confesar sui mayor secreto servirá? Ninguno de los personajes que aparecen, podrá ser consciente del terremoto que provocará la revelación del secreto que guarda Mónica. Es curioso que una vez que suelta la bomba, por así decirlo, ella desaparece como si nada. No le da la menor importancia. Ella ha cumplido su papel, el guion que había escrito sobre la marcha cuando las cosas no le salieron como ella quería. ¿Se puede ser tan frío y jugar con los sentimientos de las personas que la rodean? Pues todo parece indicar que así es.
Quiero destacar el papel de Lola, la jefa de Nuria. Es una mujer a la que esta cuida y que para su edad tiene una mentalidad abierta y unas ideas muy claras. Hay escenas que arrancan una sonrisa al lector en mitad de la frialdad y la maldad de ciertos personajes.
En esta historia hay hueco para el amor, el romanticismo, el sexo sin compromiso, o el amor de juventud. Todas estas variantes se conjugan a lo largo de la historia y con sus personajes de una manera perfecta. Encajan como las piezas del un puzzle. La narración es magistral y las páginas se pasan volando porque Julia consigue hacerte partícipe de las pequeñas historias de los personajes, y pensar que en algún momento nos hemos sentido como ellos. El lector puede identificarse con alguno de sus personajes porque son creíbles, de carne y hueso. Son de los que te puedes encontrar en la calle, o bien en tu piso. Son cercanos al lector.
Un historia redonda y magnífica que hará las delicias de los seguidores de Julia (entre los que me encuentro). Una narración directa, sin tapujos, llena de sentimiento. Excelente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario