24 jun. 2016

Reseña: El círculo perfecto de Moruena Estríngana

Terminamos la semana con una nueva reseña. Deciros que me queda una sola reseña antes de las vacaciones, pero que volverán más adelante. Ahora os dejo con esta preciosa historia de amor y magia.
 
 
 
Título: El círculo perfecto
Autora: Moruena Estríngana
Editorial: Red Apple
Año: 2016
Género: Fantasía/New Adult
Saga: El reino del Águila I
Sinopsis:
En un lugar donde la magia es un don y no un castigo, existe la leyenda de un joven príncipe encerrado en otro plano que vigila y espera a que alguien le libere y le dé la oportunidad de llevar a cabo la venganza que prometió a su difunto y asesinado padre.
Solo hay una persona que puede ayudarlo.
Solo su alma gemela podrá salvarlo.
Solo la que, a su lado, haga brillar el Círculo Perfecto podrá liberarlo.
Cuando el pasado de un príncipe es tan oscuro que ya no siente nada en su frío corazón, Cuando la vida de una mágica chica está condicionada por los deseos de quienes la criaron, Cuando todo parece desmoronarse, y se cree que no hay ninguna salida…
¿Puede el amor verdadero entibiar un corazón manchado por demasiada sangre y romper las defensas de una joven que no ha sabido nunca ser quien verdaderamente es?
¿Puede la unión del Círculo Perfecto romper todas las barreras? Evelyn, que ni siquiera creía en la existencia de la magia, tendrá que descubrirlo...
Reseña:
 
Una historia que te atrapa desde el prólogo en el que la autora lleva de la mano al lector a un reino imaginario, el Reino del Águila. Tenemos la impresión de que nos adentramos en una historia de fantasía, con piratas, magia, villanos, venganzas y envidias. Y en la que conocemos la historia de Derek. Pero todo ello cambia de repente y la autora nos sitúa en la actualidad para conocer a Evelyn. Aquí pasamos a la narración en primera persona lo cual nos permite conocer los sentimientos de los personajes de primera mano. La autora irá intercalando a los personajes a lo largo de los correspondientes capítulos.
La historia podemos dividirla en dos temas: la magia y el amor. En el primero de los casos hay que decir que la protagonista no cree en la magia ni en nada que tenga que ver con ella. Es portadora de ciertos poderes que se manifestarán y se perfeccionarán a medida que la trama avance, y que las necesidades obliguen a Evelyn a emplearlos. A pesar de que su educación se ha basado en la magia desde niña. Pero ella se muestra reticente a creer en la leyenda de Derek. Ni lo del mundo paralelo que se unificará con el de Derek cuando abra la puerta y él aparezca ante ella.
Pero es curioso que Evelyn vive en el mismo castillo que lo hacía Derek, de ahí que puedan encontrarse al abrir la puerta que conecta ambos mundos.
Esa desconfianza hacia la magia y hacia la leyenda hacen que Evelyn se encuentre en una encrucijada: ella quiere abandonar el castillo pero a la vez hay algo que la retiene para comprobar si en verdad hay una puerta que conecta dos mundos: su curiosidad.
 
El otro tema es el la historia romántica entre Evelyn y Derek cuando él aparece. Evelyn tiene una vida completa, o al menos eso es lo que ella piensa. Tiene un novio que siempre está ocupado para dedicarle tiempo. Este hecho junto con la aparición de Derek harán que Evelyn comience a cuestionarse muchas cosas en su relación. Y a que a medida que comparta el tiempo con Derek, sus sentimientos comiencen a cambiar hacia él. Derek es consciente en todo momento de lo que le sucede a Evelyn con su novio, y aunque ella se empeña en defenderlo en todo momento, sabe que en realidad sus sentimientos hacia él están cambiado desde la llegada de Derek.
 
Es Derek quien intenta hacerle ver la realidad de la situación, pero Evelyn se muestra reacia a creerlo. Al igual que no creía en la magia, ni en el mundo paralelo donde habitaba Derek. Evelyn tiene una concepción de Dere que no se ajustará a la realidad a medida que lo vaya conociendo. Lo prejuzga por ser un príncipe, pero poco a poco se irá dando cuenta que es él quien la hace reír, sentirse mejor, reconfortada y demás.
 
La relación entre ambos está cargada de ironía, tiras y aflojas que hacen que la trama sea más ligera, divertida y que arranque sonrisas al lector.  Evelyn lo rechaza de plano en todo momento pero cuanto más lo hace, más le gusta. Cuanto más tiempo comparte con él, más se va dando cuenta que nunca con su novio se había sentido de esa manera. Es entonces cuando Evelyn se da cuenta de que su mundo está patas arriba por culpa de Derek. Y no duda en acusarlo de hacerla sentirse así.
 
Hay un momento en el que todo cambia; cuando Evelyn conoce la verdadera historia de Derek. Pero al mismo tiempo se dará cuenta de que tendrá que aceptar la magia y emplearla para salvarlo.
 
La historia es romántica, tierna, trepidante, llena de fantasía y magia que un vez que te adentras en sus páginas te des cuenta de has llegado al final. ¡Y eso que la novela es larga! Pero Moruena consigue hacerla corta, incluso con su exquisita forma de narrarla. El final queda abierto con un nuevo misterio que nos espera en la segunda entrega de la saga: La maldición del círculo perfecto.

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario