17 mar. 2016

Reseña: Controlando a la estrella de Marta Francés

Ahora que estoy alejado de la escritura por un tiempo, me voy a centrar en traeros reseñas de compañeras de editoriales. Hoy toca  Marta Francés y carismática Jennifer Scott. ¡¡¡Tremendo personaje!!!


Título: Controlando a la estrella
Autora: Marta Francés
Editorial: Red Apple Ediciones
Año: 2016
Páginas: 476
Género: Romántica Actual
Sinopsis:
Jennifer Scott es cantante. Jennifer Scott es una estrella.  
A Jennifer Scott le encanta salir de fiesta. Su representante está cansado de aguantar los escándalos de su tren de vida, de verla ocupando portadas de revistas y portales de internet con fotos de sus fiestas y su descontrol. 
Una cláusula de su contrato le da vía libre para fichar a alguien que la controle e impida que siga comportándose así. David Hill entra de lleno en la vida de Jennifer para compartirla las veinticuatro horas del día, pero ella no pretende ponerle las cosas fáciles.
Jennifer es malhablada, caprichosa e impulsiva. David es firme, arrogante y demasiado atractivo. Se atraen, se odian, se desean y querrían matarse… ¿Podrán luchar contra los sentimientos que despiertan el uno en el otro?
 
Reseña:
El hecho de leer esta historia se debe al argumento que me resultó bastante atractivo. Y según presuponía la relación entre los personajes principales no iba a ser un camino de rosas. Me gustan esta clase de historias donde la chica tiene un carácter fuerte, decidido y que no se deja pisar. Creo que Jennifer es sin duda una de las protagonistas que más me ha gustado de lo último que he leído. Marta logra plasmar en ella el carácter de una chica joven, con dinero, famosa y que está en la cresta de la ola. Ha llegado arriba de una manera vertiginosa y los excesos le están jugando una mala pasada. Asistimos a una vida de excesos, fiestas, alcohol y demás. Creo que la autora refleja esa parte del espectáculo de manera bastante real, ya que en ocasiones asistimos a esa clase de escándalos en personajes famosos de carne y hueso. Así que podría decirse que en este caso la ficción se asemeja bastante a la realidad.
Aparece en escena su <<cangurito>>, como lo da en llamar la propia Jennifer y sus amigos. Alguien que no está dispuesto a que siga llevando esa vida. Pero lo que no puede imaginarse el propio David es la clase de chica que va a encontrarse: respondona, borde, descarada, desobediente, todo aquello que saca de sus casillas a David.
Y es aquí donde empieza el tira y afloja entre ambos, pero en un principio sin sentimientos ni atracciones de por medio. Vamos de un nivel profesional a la atracción de una manera lenta.  Y a pesar de que entre ambos existe una afinidad y una complicidad ninguno parece reconocerlo. Será tras algunos escándalos cuando Jennifer se marche a Inglaterra en compañía de David.
Aquí la situación cambia y comenzamos a ver otra Jennifer, una chica más tranquila que se abre a David: critica la vida que lleva, a la discográfica y a su productor porque solo les interesa ella por el dinero que genera; El control que ejercen sobre ella es por dinero. Nunca se han preocupado por ella como persona, solo les interesa la cantante, la estrella mediática. Lo critica a él porque su sueldo depende del bienestar de la estrella. 
Es ahora cuando el lector se da cuenta de cuan vacía es la vida que lleva. La autora ofrece la otra cara de Jennifer, descubrimos a otra mujer en la intimidad, en el retiro junto a David. Sin embargo es aquí en casa de los padres de él donde se forja una relación que a cada momento echa chispas. Ninguno de los dos da su brazo a torcer, no se calla ni debajo del agua. Es el elemento que engancha al lector, esos tiras y aflojas entre ambos. Esas contestaciones de Jennifer en plan borde, descarado, que saben que son fingidas porque en su interior se derrite por David.
 
Pero la relación tendrá que enfrentarse a dos problemas serios. ¿Puede David mantener una relación abierta con Jennifer dado que entre ellos hay un contrato de por medio?  Hasta ahora todo ha ido bien pero se plantea la incógnita de relacionar lo personal y lo profesional. Y en algunas escenas la línea que separa ambas cuestiones es muy difusa.
Y por otro lado, ¿quién está enviando anónimos a Jennifer, y con qué propósito? Aquí surge el suspense que añade otro elemento que engancha al lector y le obliga un poco a plantearse qué personaje de los que aparecen en la vida de Jennifer puede ser.
 
Estas dos cuestiones se resolverán en la segunda parte de esta entretenida y emocionante historia que combina el suspense con la vida de una cantante famosa.
 
En resumen, nos encontramos ante un historia divertida, con una relación chispeante en cada diálogo y escena en la que participan Jenny y David. Con una prosa ágil, fluida, adaptada al registro lingüístico que emplearían las personas de la edad de Jenny y su amigos. Expresiones cotidianas que hacen más creíble está historia. Un acierto cien por cien.
 
Estoy esperando la segunda parte!!!

1 comentario:

  1. ¿Qué te digo yo ahora, eh? Muchísimas gracias por esta reseña tan preciosa y por el detalle con el que la has hecho. Me alegro de que hayas conectado tan bien con Jennifer y de que tengas ganas de leer más, en breves llega la segunda parte y espero que la disfrutes igual o más que esta primera. Te aseguro que tiras y aflojas seguirá habiendo en igual medida, estos dos eso no lo pierden de ninguna manera! jejeje. Un beso y de nuevo gracias!

    ResponderEliminar