22 feb. 2016

Reseña: ¿Hay alguien aquí? Historias que no olvidarás

Como tengo costumbre antes de empezar una reseña, quiero agradecer a David L. Rodríguez de la editorial Egarbook, haber pensado en mí para la reseña. Hoy vamos con una recopilación de relatos góticos o de terror, como prefiráis calificarlos del escritor Pepe Ramos.




Título: ¿Hay alguien ahí?
Autor: Pepe Ramos
Editorial. Egarbook
Año:2015
Páginas: 318
Sinopsis:
A diferencia del primer volumen de relatos que escribí, en este no todos los relatos son de terror, los hay humorísticos, policíacos, y también algunos que escribí hace años cuando empezaba en este mundo de la escritura.
Nota del editor: Este libro arranca en el lector todo tipo de emociones y sentimientos, algunos te ponen los pelos de punta y otros te hacen llorar de risa. El autor ha creado un compendio de historias fluidas, cortas y largas, que no dejan indiferente a nadie. La lectura de esta obra es amena y muy entretenida
 
Reseña:
 
 
Nos encontramos ante una colección de relatos góticos y de terror en gran parte. En el prólogo, el propio autor expones las razones que lo llevaron a escribir esta recopilación de relatos. Así mismo se centra en explicar unos pocos de los que contiene la antología, aquellos que resultan especiales para él.
 
Los relatos se agrupan según su extensión. Así el autor los cataloga como Algunos relatos largos. Varios relatos cortos. Relato largo. Algunos abarcan varias páginas, otros tan solo una o media. En cualquier caso nos encontramos ante una relación de historias cuyo denominador común es el miedo. No voy a hablar de todos y cada uno de estos relatos, sino de aquellos que por algún motivo especial me han llamado la atención o me ha parecido encontrar algún símil con los relatos góticos de los escritores básicamente anglosajones que yo he estudiado.
Como características comunes a la inmensa mayoría de los relatos encontramos una ambientación gótica cuyo fin es crear una situación de miedo en el lector. La noche, los bosques, la luna llena, los fantasmas, las mansiones encantadas,... Todos aquellos elementos que emplearon los primeros escritores de relatos góticos y de fantasmas como Walpole, Dickens, Scott, Hoffman o Poe entre otros. Esos elementos que sirven para crear una atmósfera tenebrosa y que causa escalofríos al lector.
La narración es, en los casos de los relatos más largos, lenta y cargada de elementos descriptivos para crear lo anteriormente mencionado: esa atmósfera tétrica que envuelva al lector en una situación de incertidumbre y miedo.
 
Voy a centrarme en cuatro relatos.
 
El hombre del Renault 5 azul me ha parecido un relato que conjuga el presente y el pasado a través de los recuerdos del protagonista. En un primer momento este relato me recordó a The Phantom Coach de Amelie Edwards. Un hombre que se sube a un coche de caballos y de repente se va dando cuenta de que aquel carruaje tiene unas características que no tienen nada que ver con él ni con el año en que vive. Aquí el autor, Pepe Ramos, nos introduce en una situación similar en la que el lector, más que el protagonista, va perfilando con los elementos que tiene el presente del protagonista. Los datos que facilita el autor nos indican más o menos lo sucedido. No voy a revelar su final pero si es interesante ya que conjuga el presente y el pasado a través de los recuerdos del protagonista. El conductor del Renault se limita a preguntarle con el fin de hacerle ver lo que ha sucedido.
 
Videoconferencia  Es un relato corto pero significativo y que me trajo a la mente de inmediato La muerte en Samarra. Una predicción de cuando uno va a morir o que sin pretenderlo estás anunciando tu muerte. Una versión moderna de este cuento.
 
Quieres vivir para siempre conjuga las historias tradicionales de vampiros con el mito de Fausto. Una mercader que va ofreciendo la vida eterna a todo aquel interesado.
 
 
Por último no quiero pasar por alto Noche de tormenta. Un relato que el autor construye con todos los elementos del relato de terror. Una noche de tormenta, un conductor de autobús y una misteriosa pasajera. Y un final sorprendente que te deja sin palabras.
 
 
En definitiva, nos encontramos ante una recopilación de relatos góticos y de terror, aunque algunos posean un toque diferente. Esto es el terror se puede escenificar de muchas maneras y aquí el autor lo hace. Un libro para leer con tranquilidad, de fácil lectura y con una prosa que consigue recrear el ambiente de esos entrañables relatos de Poe, de Hoffman, Irving y otros tantos que se aventuraron con este género hace siglos, pero que sigue vigente en nuestros días. 

2 comentarios:

  1. ¡Hola Kike!

    Hace mucho que no leo relatos y estos en particular me llaman por la temática, que siempre me ha atraído. Tomo nota de tu recomendación, gracias, y éxitos al autor.

    Un abrazo y feliz inicio de semana.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la reseña. Un saludo!!!!!

    ResponderEliminar