3 jul. 2015

Reseña: Miscelánea de Ana Álvarez

Antes de tomarme unas vacaciones en lo que respecta a la literatura, no quería hacerlo sin dejaros un última reseña. En este caso Miscelánea de Ana Álvarez compañero en la Selección RNR. Como resumen deciros que hacía mucho tiempo que una historia rom´ntica no me hacía disfrutar y reír tanto como lo ha hecho esta historia.




Título: Miscelánea
Autora: Ana Álvarez
Editorial: Ediciones B. Selección RNR
Año: 2015
Páginas: 343 (apróx.)
Sinopsis:
Para llegar al puesto de redactora en una editorial, además de profesional y vivir dedicada por entero al periodismo, Victoria ha tenido que ser muy estricta consigo misma y esconder sus encantos tras un elaborado disfraz. Ahora, tras años de duro trabajo y a base de mucho esfuerzo y sacrificio, está a punto de lograr la dirección de la nueva revista Miscelánea. Sin embargo, por imposición de su jefe, tiene que dirigir la publicación con Julio, un conocido millonario con fama de playboy y el tipo de hombre que ella aborrece por encima de todo. Desde el momento en el que se conocen se desata entre ambos una guerra sin cuartel en la que la rivalidad, las discrepancias, las arduas disputas... y la irresistible atracción mutua, van mucho más allá del terreno profesional.
Una comedia romántica ingeniosa, sensual, divertidísima e inolvidable. 

Reseña:
¿Cómo reacciona una persona a la que le ha costado llegar a lo más alto si le dicen que desde ese día compartirá su trabajo con un afamado palyboy? Alguien que supuestamente no vale para trabajar y que vive del nombre de su familia. Eso es lo primero con lo que me encuentro al iniciar la lectura de Miscelánea. Que te impongan a alguien ya fastidia, pero si encima en Julio Luján, un auténtico seductor que según Victoria no vale para nada, pues todo se complica. No obstante, Victoria peca de emitir un juicio al conocer a Julio. Sucede que en ocasiones la apariencia no lo es todo y aquí os encontramos con ese caso. Victoria es frí, dura, sacas las uñas cuando presiente que Julio viene a quitarle lo que con trabajo y esfuerzo ha logrado. Y Julio no está dispuesto a que ella se ría de él, ni mucho menos que lo trate como un monigote.

Es en este punto donde comienza una competición por ver quién puede con el otro. Y mientras Victoria aparece con un carácter borde que no soporta a Julio por lo que es y por lo que representa, él adopta una postura cínica e irónica siempre que puede. Bien es cierto que a medida que vamos conociendo detalles de la vida de Victoria nos damos cuenta del motivo de su carácter. La razón por la que se oculta tras un disfraz que le sirve de coraza ante el mundo exterior. Que le sirve para protegerse de la gente como Julio, o al menos como piensa que es él.

Dentro de esa lucha que mantienen suceden dos cosas: la primera es que para que algo funcione, en este caso la revista, los dos deben unirse y remar juntos a pesar de las diferencias que puedan haber entre ellos. Esta situación comenzará a mostrarnos el verdadero carácter de ambos y con el paso del tiempo las etiquetas se van desprendiendo y van quedando las auténticas personalidades de ambos. Ya no vale lo de gigoló, engreído; o el apelativo de señorita Rottenmeyer; o escoba (cuando Julio se refiere a Victoria con estos calificativos, entre otros)
Y la segunda cuestión es que  el roce hace el cariño. El trabajar todos los días juntos y comportarse como el perro y el gato en la oficina tendrá sus consecuencias en todos los planos. Pero irá avivando la atracción pero también la admiración mutua. También sirve para esclarecer un misterio en torno a Victoria y que hará que Julio comience a verla con otros ojos.

Y aunque ninguno quiera reconocerlo en un principio los sentimientos comienzan a tomar el control. Los celos que ambos sienten porque el otro pueda estar liado con una tercera persona son prueba inequívoca de que el mero hecho de follar no les vale ya. La primera vez que lo hacen todo cambia. Hay un choque que ninguno esperaba. Y cuando se convierte en algo más asiduo entonces surgen otras sensaciones y alicientes que ambos deben plantearse para seguir adelante.

Ambos deben tener muy claros sus sentimientos por el otro . Mientras uno los declara de manera abierta al otro; éste los esconde. Ambos son conscientes de que acabarán juntos porque aunque no lo pueda parecer están condenados a entenderse. 

La novela está escrita con gran agilidad. Diálogos rápidos, cortos, frescos, llenos de chispazos irónicos. Un lenguaje llano, directo y coloquial que agiliza la lectura. Una serie de situaciones hilarantes y divertidas que no sólo no te arrancan la sonrisa y alguna que otra carcajada, sino que también te incitan a seguir la lectura por ver qué sucederá en el siguiente capítulo. No he encontrado uno solo que mehaya parecido fuera de lugar o falto de interés. La autora consigue en todo momento tenerte pegado a la lectura de la novela sin que quieras dejarla a un lado. 

Los personajes secundarios acompañan a los dos protagonistas principales de manera genial. Las compañeras de oficina forman un buen equipo no solo de trabajo sino a la hora d ecomplementar a ambos. Ni qué decir de la sobrina de Julio y su capítulo de los piratas. Sencillamente, genial.    

Para concluir basta decir que es un muy buen comienzo de esta escritora y que ha sido un gran descubrimiento esta historia.

1 comentario: