10 feb. 2015

Reseña: León el britano

Una de gladiadores para empezar el mes. En esta ocasión León el britano de Olalla Pons dentro de la colección HQÑ de Harlequin.

Título: León, el britano
Autora: Olalla Pons
Editorial: Harlequin (HQÑ)
Año: 2014
Páginas: 320
SINOPSIS:

León el britano, otrora príncipe picto, es vendido como esclavo en la antigua Roma, donde causa sensación entre las mujeres por su magnífico porte y su fama como gladiador. Pero su sueño es volver a Britania. Para eso se entrena cada día, para obtener la libertad luchando en la arena. Entonces se cruza en su camino la bella y virginal Claudia y León comprende, por primera vez, que existe algo más íntimo y sutil que el deseo físico. ¿Qué es lo que despierta en su alma esa joven patricia? ¿Cómo logrará que se fije en él, un esclavo obligado a cometer los actos más despreciables? Pero Claudia ya se ha quedado prendada de los ojos dorados y el cuerpo de estatua de bronce de León… Sin embargo, ¿podrá ese nuevo sentimiento sobrevivir a las mentiras e intrigas de ese nido de víboras que era la Roma de Nerón?

RESEÑA:
Lo primero que me llamó la atención de la novela fue sin duda el mundo de los gladiadores, el cual siempre me ha fascinado. Y después sentí una gran curiosidad por ver como se desarrollaba una historia de amor en un entorno histórico tan cruel y brutal. Pues bien, debo decir que la historia me ha gustado. Pero en ambos puntos: histórico y romantico. Y que la autora ha sabido conjugar ambos elementos para dar como resultado una historia de amor, venganzas, vicio y depravación que no te deja indiferente.
El arranque de la novela es... especatacular. Sin palabras. Desde luego que engancha, debo decirlo. Engancha porque la autora consigue hacernos partícipes de esas orgías romanas desde la primera fila. Con todo detalle describe el desarrollo de las mismas con precisión y sin tapujos, como debe ser. Alabo este detalle porque escribir una novela sobre los romanos de la manera que lo ha hecho la autora sin esconder nada, ni tratar de disfrazarlo. Todos creo que somos conscientes de lo que eran las bacanales y orgías en Roma, a través de la Historiografía. Por eso digo que la autora arranca su historia de la mejor manera posible, haciéndonos ver que de eso va su novela. La depravación y el vicio en la Roma de Nerón.

León, se ve obligado a participar de esas orgías porque no tiene otra salida. Es un esclavo y como tal debe complacer a su dueño. Ello implica muchas cosas de las que León se avergüenza. Se limita a satisfacer los deseos de su señor. Se siente asqueado de esa vida que lleva y culpa de ello a su lanista. Pero, ¿cuál es la diferencia entre luchar en la arena o sataisfacer a las patricias de Roma? La autora nos ofrece un retrato de lo que era la vida de un esclavo en Roma en los personajes de León y Sahara,

La lujuría y el vicio están representados por un personaje que no tiene desperdicio: Drusila, es el arquetipo del vicio en Roma. Una mujer que no vacila en comerciar con hombres y mujeres para su propio disfrute. Al mismo tiempo representa el sentimiento de venganza contra León al que no vacila en humillar constantemente para su disfrute. Es curioso que sea pariente de Claudia, la heroína de la novela. Es el contrapunto perfecto a este personaje. Si Claudia es la bondad, el amor y la dulzura, su tía Drusila es todo lo contrario. 

Otro punto a destacar es el engaño como resultado del amor. La relación entre León y Claudia surge de manera improvisada y basándose en un engaño por parte de él. Como cabe esperar los acontecimientos se desbordan y cuando la verdad sale a luz, las consecuencias son las esperadas en esta relación. Y es el orgullo el que está a punto de echar por tierra dicha relación. En ese momento Claudia parece comportarse como su tía Drusila, cuando desprecia a León y lo llama esclavo. Algo a lo que él está acostumbrado y que no le ofende. León sabe en todo momento cual es su posición pero no vacila en intentar recuperar el amor de Claudia. Es noble, así lo demuestra su gesto cuando el emperador le ofrece la libertad, una rudis, y él lo rechaza. Después, al final sabremos el motivo. 

La ambientación histórica me ha parecido muy acertada y fiel a la Historia. Nerón y sus fiestas, orgías, el incendio de Roma, las persecuciones a los cristianos, las luchas de gladiadores... Toda una serie de elementos en las que encajar la historia de amor de León y Claudia.

Una historia que por momentos se vuelve dura, trágica como era la vida de los esclavos en Roma, y que la autora endulza con las apariciones de Claudia. Con sus encuentros con León. Podría analizar y contar más, pero prefiero que leáis la historia. Sin duda que sorprende.
 




1 comentario:

  1. Había oído hablar muy bien de él pero ahora, tras tu extensa valoración, me han entrado más ganas aún de leerlo.
    Me lo llevo anotado ! Besos !

    ResponderEliminar