20 ene. 2014

Reseña: Calle Londres de Samantha Young

La segunda reseña que os traigo es Calle Londres de Samantha Young. Después de haber leído Calle Dublin y engancharme a su estilo y a sus personajes, no podía dejar pasar su segunda entrega. De manera que aquí la tenéis. Las dos próximas reseñas serán Difícil perdón de Mercedes Santos, y La misteriosa dama de Julia Justiss, ambas novelas editadas por Harlequín.Y A Sexy Berling Interlude de Maya Blair.

Título: Calle Londres
Autora: Samantha Young
Editorial: Ediciones B
Año: 2013
Páginas: 397
Sinopsis:
Johanna trabaja en un bar y siempre se ha ocupado de su familia, sobre todo de Cole, su hermano pequeño. Con un padre ausente y una madre incapaz de cuidarles, ha estado tomando decisiones basándose en lo mejor para Cole.
Incluso elige los hombres con que sale en función de lo que pueden aportarles a su hermano y a ella. Enamorarse es un lujo que no se puede permitir.
Pero con el nuevo barman, Cameron MacCabe, la atracción es innegable. Cada vez que mira a su compañero de trabajo se le hace un nudo en el estómago. Y, por una vez, siente la tentación de poner sus necesidades por delante.
Cam está igualmente interesado en conocerla mejor, pero la dura coraza de Johanna le impide intentarlo siquiera... hasta que Cam se muda al piso de abajo del de ella y los secretos empiezan a salir a la luz.

Reseña:

Dicen que segundas partes nunca son buenas, pero aquí bajo mi humilde opinión creo que esa máxima no se aplica. Ya sé que habrá gente que le haya gustado más Calle Dublín. Lo cierto es que dependerá del punto de vista que enfoquemos la novela. A ver, en este caso tenemos a Johanna, Jo, que no tiene precisamente una vida fácil, más bien todo lo contrario. Su madre es un alcohólica que se dedica a amargarle la vida constantemente. Por fortuna, Jo cuenta con su hermano pequeño Cole, del que cuida desde que su padre desapareció (al final nos enteramos donde está y el porqué) Parece que lo único bueno que tiene además de su hermano es la relación con Malcom. Pero es esta relación la que no llama la atención y nos hace plantearnos la pregunta de si está con él por amor, o porque le proporciona una estabilidad. Es entonces cuando aparece en escena Cameron, y todo su mundo se vuelve del revés, lo cual responde a nuestra pregunta acerca de la relación que mantiene con Malcom.
Pero, ¿qué sucede cuando do personas descubren que se atraen, que hay química entre ellos? Hay dos soluciones:Coger ese tren, o dejarlo marchar. Pues bien, por mucho que Jo y Cam intenten dejarlo pasar, no podrán.

En este momento sus vidas cambiarán en todos los sentidos. Jo encuentra en él lo que le faltaba con Malcom; pero al mismo tiempo, Cam le pide que sea ella misma y deje de actuar. Es por lo tanto, el momento en que Jo se descubre así misma retomando aficiones, y sueños del pasado. Cuando descubra que Cam la apoya en todo y que consigue sacar de ella, lo mejor, entonces no le cabrá duda de que se está enamorando de él.

Cam resultará un apoyo importante en la relación de Jo con su madre, y al mismo tiempo con Cole. Jo tiene miedo de que él conozca la verdad. Tiene miedo de que al saberlo pueda abandonarla. Esos temores e inquietudes se trasladan al plano emocional de la propia Jo, cuando la ex de Cam, Blair regresa a Edimburgo. Esta situación adereza la trama con una combinación de enfados, discusiones y celos que enganchan al lctor hasta no querer dejar la historia. Pero para enredar más las cosas, la aparición del padre de Jo dará un vuelco a la trama.

Es aquí donde incido, el punto de vista trágico de la experiencia de Jo, con sus padres. Por suerte, se derá cuenta que no está sola y que cuenta con una familia (sus amigos y su familia, su tío Mick y su prima Olivia, quienes vuelven de EE.UU para quedarse en Escocia).

Lo que viene a reseñar esta historia es el afán de superación y supervivencia de Jo. Alguien que se agarra a la vida como a un clavo ardiente. No deja de luchar por lo que quiere y lo que cree. 

La relación entre Cam y Jo, es pasional, derrocha sensualidad y sexualidad. Unas tórridas escenas de sexo al estilo de Calle Dublín, y que no te dejarán indiferente. Diálogos ingeniosos, chispeantes, y llenos de pasión. Pero también el lado humano de los personajes para afrontar las dificultades hacen de Calle Londres, una novela que sin duda merece la pena.


No hay comentarios:

Publicar un comentario