27 nov. 2012

Reseña: La mujer de negro


Como os había prometido hace un par de semanas, aquí os traigo una historia de fantasmas al viejo estilo de los relatos góticos del siglo XIX.

TITULO: La mujer de negro
AUTORA: Susan Hill

EDITORIAL: Edhasa
ISBN: 978-84-672-5115-9

Año: 2012
Páginas: 194


SINOPSIS:

Durante la Nochebuena, es tradición contar historias de fantasmas a la luz de las velas. Es una especie de juego, pero para Arthur Kipps es más que eso. El mencionar historias de fantasmas le trae a la mente los dolorosos y espeluznante recuerdos vividos siendo más joven. Ahora, con el paso de los años, se atreve por primera vez a narrar los hechos vividos en Crythin. Poco podía imaginar en lo que derivaría su trabajo allí. Enviado por su jefe a resolver el testamento de la señora Drablow, Arthur está deseoso de abandonar Londres y su niebla por unos días. Pero cuando llega al villorrio y se encuentra con la fantasmagórica casa de la fallecida señora Drablow, y las leyendas que circulan, y de las que nadie parece querer hablar, la estancia de Arthur Kipps cambiará su vida para siempre. Más de lo que jamás pudo imaginar.
AUTORA:
Susan Hill, es una escritora inglesa que entre sus obras destacan Los puros de corazón (2004), El peligro de la oscuridad (2006) y Voto de silencio (2008) además de la mencionada aquí La mujer de negro (2012). Es colaboradora en el Daily Telegraph y propietaria de la editorial Long Barn Books y de la revista literaria Books And Company
ANÁLISIS DE LA OBRA:
La historia viene precedida por un juego característico de la Nochebuena, en la que al terminar de cenar se relatan historias de fantasmas. Este preámbulo sirve para que el principal protagonista, el abogado Arthur Kipps, decida contar su historia acaecida cuando él era más joven.  Por tanto la narración es en primera persona lo que implica que el narrador ha vivido los hechos de primera mano.
INFLUENCIAS GÓTICAS EN LA NOVELA:
La historia arranca recordándonos a la novela gótica por excelencia del siglo XIX escrita por Bram Stoker. Al igual que en Drácula, el principal protagonista, es abogado, trabaja en un bufete y  es enviado por el dueño de éste a resolver unos asuntos legales fuera de Londres. En ambas noveles el protagonista lo considera una oportunidad para ascender sin saber las repercusiones que ello traerá. Y al igual que Jonathan Harker, en la obra de Stoker, Arthur Kipps  se enfrentará a una atmósfera llena de misterio y creencias en espíritus. Percibe que todo el mundo que escucha el nombre de la señora Drablow y su casa de Eel Marsh poco menos que se santigua. Cuando comenta cual es el propósito de su visita al pueblo, las gentes de éste se apartan de él; se callan; sus rostros palidecen. ¿Qué misterio hay en torno a la fallecida y a su casa?
Otra influencia notoria es sin duda la de Dickens y sus historias de fantasmas. Imagino que tod@s estáis pensando en Cuento de Navidad. Arthur Kipps ve el espíritu de la dama de negro, que nos recuerda a Mr. Scrooge en Cuento de Navidad.
Bueno pues hay tres principales misterios que resolver acerca de unos hechos que sucedieron hace años:
-el primero es la aparición de una mujer vestida de negro con aspecto de muerta. Y que más adelante sabemos que es el espíritu de una mujer que vivió en Crythin. Sólo Arthur parece verla. Esto sin duda provoca pavor en los aldeanos ya que según la leyenda, cada vez que alguien la ve, un niño fallece.
-segundo, misterio: el sonido de un cabriolé tirando por un caballo, el chillido de un niño al ahogarse en las arenas movedizas de las marismas junto con el cochero y su niñera. Todo esto viene relacionado con la historia que acaeció en verdad en Crythin. Y que tiene relación con la mujer de negro.
-Por último el propio misterio que encierra la casa de la señora Drablow. Una habitación cerrada en la que nadie puede entrar, y en el interior de la cual se escuchan ruidos.
A estos tres misterios, que no voy a desvelar porque la novela perdería interés, hay que añadir las características propias de la novela gótica tradicional que surgió en Inglaterra durante los siglos XVIII y XIX. Ruidos sordos en mitad de la noche; tormentas que se desencadenan; ventanas que se abren por el ímpetu del viento; puertas batientes; ruido de pasos en el pasillo; presencias que pueden verse pero sí sentirse; cementerios, marismas, bruma, arenas movedizas, velas que se apagan, linternas que no funcionan… para pasar un rato agradable en una fría noche de invierno.
Destacar el ritmo de la narración. Lento, pausado, destilando misterio, intentando en todo momento crear pánico en el lector, miedo, pero a la vez deseo por seguir leyendo. Por saber qué se esconde al pasar la página. Que le sucederá al protagonista.
Como anécdota personal, me ha resultado llamativo que el protagonista tuviera de libro de cabecera El corazón de Mid-Lothian de Sir Walter Scott, y que a mi también me acompañó durante mucho tiempo mientras realizaba mi tesis sobre Scott y su obra. Curioso.
El final no me lo esperaba en un principio. He de decir que me ha sorprendido, a lo mejor vosotr@s lo deducís antes que yo. Pero posteriormente logramos encontrar el sentido a las apariciones de la mujer de negro, y a porqué él puede verla.
Me cabe decir que no he visto la adaptación al cine, y que tal vez no lo haga  por el buen sabor de boca que me ha dejado su lectura. No sé qué tal habrá sido adaptada, y si creerá las misma sensación de misterio que la novela.

3 comentarios:

  1. Yo no he le´ido el libro, pero he visto la pel´icula. Me gust´o, pero por lo que cuentas, hay diferencias entre la adaptaci´on a la gran pantalla y el libro.
    Creo que quiz´as ser´ia mejor quedarse con el libro que, dicho sea de paso, me has dejado con ganas de leer.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola MaryLin, pues yo no he visto la pelicula y ya digo que no sé si la veré porque casi siempre hay diferencias al adapatarla al cine. Pues anda anímate a leerlo, a mi me ha mantenido intrigado

      Besotes

      Eliminar
  2. La película es buena, yo la vi hace poco apenas en HBO porque la pasan seguido y la tienen para ver en internet, tiene un aire muy gótico y oscuro y me gustó que en The woman in black no abusaron de los efectos especiales ni de la sangre o cosas así que últimamente ponen en todas las películas de terror.

    ResponderEliminar